Home  //  El Legado  //  Biografías  //  Biografía de Josefina Manresa

JOSEFINA MANRESA.

 “Quesada fue la tierra que me vio nacer, y de Jaén, andaluza, me consideré siempre, durante toda mi vida. Mi padre era guardia civil y allí estaba destinado cuando vine a este mundo…”. (Recuerdos de la viuda de Miguel Hernández, ed. De la Torre).

Josefina Manresa nació el 2 de enero de 1916 en Quesada (Jaén). Su padre, Manuel Manresa, era guardia civil y fue trasladado a Orihuela cuando Josefina era todavía una niña. Pronto comenzó a desarrollar su labor como costurera trabajando en diversos talles del centro de la ciudad y con 17 años conoció a Miguel Hernández. Era el 15 de agosto de 1933, durante la feria de Orihuela, cuando conoce al poeta. Miguel la espera cada día a la salida del taller de costura, silba en su ventana, la acompaña de regreso al cuartel y le escribe poemas, algunos tan expresivos como “Ser onda, oficio, niña, es de tu pelo…”. Tras un noviazgo de más de tres años, ambos contraen matrimonio civil el 9 de marzo de 1937, en plena guerra, y se trasladan un tiempo a Jaén donde Miguel fue destinado como comisario de cultura para dirigir el periódico Altavoz del Frente Sur.

Josefina lo fue todo para Miguel. Fue novia, amante, esposa, madre de sus hijos, musa de inspiración poética y guardiana de su legado en los duros años de la clandestinidad. La importancia de Josefina en la inspiración del libro de sonetos amorosos El rayo que no cesa, es indudable, y la calidad y sensibilidad de dichos versos merecieron el elogio general de la élite cultural del momento, entre ellos del propio Juan Ramón Jiménez.

El 19 de diciembre de 1937 nació su primer hijo, Manuel Ramón, pero murió diez meses después. El 4 de enero de 1939 nació su segundo hijo, Manuel Miguel, “Manolillo” fallecido en 1984.

Tras la muerte de Miguel Hernández, en 1942, Josefina, dedicó toda su vida a velar por el recuerdo y la difusión de la obra de su marido y guardó con celo sus manuscritos durante los años más duros del franquismo. En 1950 dejó el pueblo de Cox y se trasladó con su hijo a Elche, donde rehízo su vida y allí permaneció hasta el final de sus días. No obstante, siempre quiso volver a su pueblo natal, Quesada, hecho que ocurrió el 1964, siendo recibida con especial cariño por sus paisanos. 

Josefina falleció en su domicilio de Elche el 18 de febrero de 1987 después de una larga enfermedad. Sus restos descansan junto a los del poeta en el cementerio municipal de Alicante.

Localización y Horario de VisitasFind

location Nuestra Dirección:
Plaza de Cesáreo Rodríguez
Quesada, Jaén 23480
Horario de Apertura:
Mier. a Dom. 10:00-14:00 
Mier. a Dom. 16:00-19:00 

Subir Arriba